Hacer mantas tejidas en el hogar

Hacer mantas tejidas en el hogar

8 diciembre, 2018 2 Por Carmen Sinisgalli Ocampo

Las mantas son un accesorio para el hogar vigente desde siempre. Para sillones, o como pie de cama, incluso como abrigo en esas noches frías que te quedas viendo películas, las mantas son una excelente opción.

Año tras año las vemos resurgir. Las habrás visto realizadas en tela polar, corderito, tejidas en telar. En esta ocasión podés probar tejer alguna al crochet. De una manera práctica, rápida y original, unos simples cuadrados al crochet serán los encargados de convertirte en una gran diseñadora.




Para comenzar este proyecto debes ir a la mercería o algún local de esos que venden lanas e hilos. Le das un vistazo a las lanas y elegís una que te guste, no tiene que ser de la mejor calidad de todas, sobre todo si es tu primer manta, así que con una sencilla, será suficiente.

Te recomiendo para empezar una que se adapte a un ganchillo “aguja para tejer crochet de 4 mm o 5 mm“, ni muy gruesa, ni muy fina. Casi todos los ovillos tienen una etiqueta en la que te indica qué tamaño de aguja deberías usar.

Los tamaños de las agujas se miden en milímetros. Como regla general, mientras más gruesa sea la aguja, más gruesa tendrá que ser la lana y viceversa.

Lo ideal, lo lindo y lo divertido para tejer estas prácticas mantas es poder hacerlo con un estilo bien personal. No seguir patrones ni moldes. Improvisar y dejar tu propio sello en cada una que realices te harán sentir ganas de tejer una y otra más.

Elegí una temática, que podría ser: manta rústica, manta juvenil, hippie chic, urbana, de playa, de tonos tierra o pasteles o colores primarios. Elegí bien los colores, elegí los materiales, accesorios, tamaño.

¡Y manos a la obra!

Para realizar una manta de 1,20 mts por 0,70 mts aproximadamente que servirá tanto como para un sillón de 1 cuerpo como para pie de cama, los materiales son:

  • Lana color 1: 200 gramos.
  • Lana color 2: 200 gramos.
  • Lana color 3: 200 gramos.
  • Otras lanas de colores a gusto (cantidad necesaria).
  • Agujas para crochet: número 4 y número 5.
  • Aguja para coser lana.
  • Cintas, cordones, borlas.
Mantas-tejidas-en-casa

Mantas-tejidas-en-casa

  • Empezás tejiendo cuadrados siempre al crochet (eso está de más repetirlo). Deberás tener más o menos unos 28 cuadrados de 15 cm por 15 cm. La cantidad de cada color queda a tu elección, podés tejer la misma cantidad de cuadrados de los tres colores elegidos o seleccionar uno que predomine más que los otros dos, esa será tu decisión. Si querés hacele una terminación al crochet a cada uno, si no los dejás así como están.
  • Sobre una mesa o cualquier superficie lisa y cómoda, presentás los 28 cuadrados. Te recomiendo que hagas 4 filas de 7 cuadrados. La disposición de los colores es libre y te cuento que no hace falta que sea de una manera armónica, muchas veces colocarlos mezclados al azar da un sorprendente resultado.
  • Con la aguja de coser tenés que unir todos los cuadrados, lo que irá de a poco dándole forma a la manta.
  • El paso siguiente es unificar los bordes y darle una terminación prolija. Aquí volvés a tejer al crochet, en este caso, todo el contorno. Con unas 3 vueltas la manta estará casi lista. El otro color para el borde puede ser uno de los que ya utilizaste anteriormente o podés elegir otro distinto. ¡La idea es crear y divertirte!
  • Para terminar tu primer manta solo falta que te inspires, agarres los materiales que más te gusten y que los coloques en las partes que quieras destacar. Una opción es tejer cordones y luego pasarlos en zig zag por entre el tejido. En los extremos podés agregarles borlas o pompones (si te das idea para hacerlos, sería genial). Otra idea es ir pasando también en zig zag unas cintas de raso sobre todo quedan bonitas en mantas para cunas de bebés.
  • También podés coserles botones, cuentas de madera, mostacillas, flecos, tiras de cuero o flores todo lo que ayude a darle forma, color y textura a tu diseño será bienvenido.




Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...