Cuida tu alimentación

Sana-alimentacion

COMO COMBINAR LOS ALIMENTOS PARA EVITAR LA SOBRE FERMENTACION ETILICA ENDOGENA EN NUESTRO CUERPO.

El aparato digestivo está formado por un largo tubo de unos once metros, al que se asocian varias glándulas (hígado, páncreas, bazo). Su función consiste en transformar los alimentos que consumimos en sustancias que pueda emplear nuestro organismo. El tubo digestivo se extiende desde la boca al ano. El proceso de la digestión comienza en la boca, donde los dientes se encargan de triturar los alimentos ingeridos y mezclarlos con la saliva para formar el bolo alimenticio, que baja al estómago, a través del esófago, al llegar al final del esófago, en el estómago se abre por la acción del cardias que luego se cierra para que los ácidos del estómago no pasen al esófago y ocasionen reflujo.

Una vez en el estómago, los alimentos ya hecho como un pure sin grumos, bien mezclado con la saliva; llamado quimo, empiezan a mezclarse con una solución de ácido clorhídrico, enzimas y partículas alimenticias.



La mezcla del alimento en el estómago, que tiene un litro y medio de capacidad, se produce con la ayuda de los movimientos musculares que agitan el bolo alimenticio y además lo mezclan con los jugos gástricos. Estos jugos se encuentran contenidos en el estómago, por el cardias que comunica con el esófago.

Cuando la comida baja, el cardias se abre para dejarla pasar, pero el resto del tiempo evita que los ácidos gástricos asciendan por el esófago.

Cuando el quimo sale del estómago porque se abre una válvula llamada píloro y esa sustancia ahora se llama quilo, pasa a el intestino delgado, que tiene siete metros de tubo digestivo muy replegado en sí mismo. La primera parte del intestino, el duodeno, sirve para mezclar de nuevo el quilo con los jugos procedentes del páncreas y la bilis.

Finalmente, el quilo, cada vez más diluido, alcanza el intestino grueso. Los alimentos no digeridos terminan en el recto donde se convierten en las heces y son expulsados por el ano. Todo un proceso que desconocemos, de allí que tengamos los problemas digestivos, como gases, acidez, mal aliento, obesidad, reflujo gástrico, ulceras digestiva, hemorroides, y hasta enfermedades mortales como cáncer de estómago y colon.

Nos buscamos nuestro propio sufrimiento, pero por no cambiar nuestro habito de vida recurrimos a los antiácidos dañando nuestro estómago más, porque quita el síntoma, más no la causa. El estómago trabaja con una temperatura de 37ºC, igual a la de nuestro cuerpo, cuando se sobrecarga el estómago más allá de su capacidad (un litro y medio de capacidad), y de paso le metemos frituras, grasa saturadas y trans, no bien ensalivada ni masticada, tomamos líquidos cuando comemos, comemos entre horas, no tenemos una hora para comer, con todos esos desarreglos alteramos el equilibrio térmico del sistema digestivo, lo que trastornara no solo la digestión, sino también la circulación, vendrán los embotamiento cerebrales, crearemos el terreno propicios para una larga lista de enfermedades que tienen un origen común, LOS DESARREGLOS DIGESTIVO E INTESTINALES.

El hombre es el único ser de la creación que vive desequilibrando las temperaturas de su cuerpo. Morimos como el pez por la boca. La inmundicia que enferma al hombre no entra a su cuerpo por obra de los microbios que vienen de afuera, sino que se elabora en las putrefacciones intestinales de su vientre afiebrado. La sangre pierde su pureza al respirar aire impuro, por prolongados desarreglos digestivos y por deficiente trabajo eliminador de la piel. La enfermedad, a diferencia del accidente, tiene un origen interno y no extraño al cuerpo.

Somos pues nosotros que por nuestros gustos cada día invitamos a la enfermedad a venir a nuestra vida, por no saber alimentarnos de una manera correcta, enfermamos pues no por los virus, microbios, hongos, sino por no saber alimentarnos correctamente, y perturbamos el sano equilibrio de los microbios, bacterias que se descontrolan atacando nuestro cuerpo, un ejemplo de ellos es la bacteria helicobarter pylori.

Tomamos alcohol sin ir a la licorería a comprar cerveza. En la revista médica de Chile, apareció un estudio sobre “Producción endógena de alcohol en pacientes con cirrosis hepática, alteración motora y sobrecrecimiento bacteriano.” ”… se detectó la presencia de etanol en plasma, después de una comida rica en hidratos de carbono… Otra condición en la cual se ha encontrado producción endógena de etanol, es la presencia de obesidad: esto fue observado en un grupo de ratas genéticamente obesas14 y en pacientes obesas de sexo femenino, en las cuales la producción endógena de etanol estuvo directamente relacionada con el índice de masa corporal15…. La interpretación de estos resultados es compleja ya que las bacterias intestinales no sólo han demostrado la capacidad de producir etanol, sino que, además pueden metabolizar vía oxidación este producto y dar paso a compuestos tóxicos como el acetaldehído16….

En conclusión, en pacientes con cirrosis hepática hemos demostrado producción endógena de etanol, en presencia de sobrecrecimiento bacteriano, tal como ha sido descrito en otras patologías que comparten esta condición. Su posible rol en la enfermedad de base es incierto y requiere de estudios más extensos y dirigidos.”

Por desorden de las bacterias intestinales, producimos etanol, no en cantidades que el hombre pone en una botella de cerveza, o en un litro de ron, va mucho más allá de ese porcentaje. Comer plátano con arroz produce 43 °C, si como papa, huevo, toma leche con azúcar y come fruta producirá alcohol a 39°C; poco a poco el hígado se va enfermando, poniéndose graso, y así van a ir añadiéndose otros problemas u otras enfermedades.

¿Como comer? Lo primero es no comer frutas cuando coma, ni tome su jugo, no coma tampoco nada dulce en sus comidas. Las frutas la puedes comer solas en sus desayunos con frutas secas y pan tostado o pan hecho de masa madre, no con frutos secos que son las semillas. Puede comerlas 2 horas antes e igual tomar su jugo sin azúcar. La carne la comerá sola, asada u horneada, no frita ni guisada, solo con vegetales, nada de tubérculos (papa, yuca, batata, etc.), ni con arroz, casabe, arepa, solo la puede comer con pan bien tostados o hecho con masa madre. Le presentamos una foto de como comer la carne de res, carne de pollo, e igual lo puede hacer con carne de chivo, venado, ovejo, pero no con cochino, conejo, liebre, burro, caballo, pato, así con todos los pescados que tengan escama y aletas, los que no cumplan esas características no debe comerlos, eso aplica para los otros animales marinos como Pulpo, langostas, mejillón, etc.

Te presentamos una tabla con los diferentes tipos de alimentos para los combines de una manera correcta, vas elegir del 50% 4 vegetales, verduras u hortalizas de diferentes colores del grupo A; con la excepción de las frutas que ya se escribió como se deben comer. Ejemplo: berenjena asada, tomate, calabacín, coliflor, allí están los cuatro colores, aunque si usted lo desea puede agregar más de cuatro colores, si le producen gases, saltéalos con agua o al vapor, con la excepción de la berenjena que ya está asada, allí tienes el 50% de los fosfato, en los energéticos puedes poner 3 cereales, otra opción 2 cereales y un tubérculo, otra opción 2 tubérculos y un cereal, otra opción 3 tubérculos, ya tienes el 30% de los energéticos, de los proteicos puedes poner un tipo de menestra, leguminosa o grano, puedes poner 2 tipos de oleaginosa, o 2 tipos de granos, o 1 oleaginosa y 1 tipo de grano y así tienes el 20% de los proteicos. Este ejemplo es para los que no usan ni leche ni huevo en sus comidas. Ejemplo para los que comen carne, leche, queso, huevo. Del grupo A serían las verduras, los vegetales, las hortalizas y las legumbres, cuatro colores como mínimo de cada uno, ejemplo: tomate (rojo), calabacín (verde claro), berenjena asada (morado), coliflor (blanco), allí están los cuatro colores, aunque si usted lo desea puede agregar más de cuatro colores, si le producen gases, saltéalos con agua o los pone al vapor, con la excepción de la berenjena que ya está asada, allí tienes el 50% de los fosfato, en los energéticos puedes poner 3 cereales, otra opción 2 cereales y un tubérculo, otra opción 2 tubérculos y un cereal, otra opción 3 tubérculos, ya tienes el 30% de los energéticos, de los proteicos puedes poner un tipo de menestra, leguminosa o grano, en otras parte llaman a los granos menestra o leguminosa, pon un tipo de grano y un huevo sancochado, no frito, o una oleaginosa con queso, o huevo y leche en un mismo plato, ya tienes tu 20% de proteínas.

Aunque lo ideal sería eliminar los productos de grupo C, por producir ácidos, grasas, ceniza, jabón, todo alimento graso ya sea frito u horneado se convierte en jabón en los intestinos. Espero que te sea de ayuda esta información.

Rating: 3.0/5. From 2 votes.
Please wait...

Deja un comentario