Exposiciones tóxicas durante el embarazo

embarazo

Las exposiciones tóxicas durante el embarazo pueden ser accidentales o auto inducidas. Existen en el mundo pocos informes detallados para brindar orientaciones acerca de este tema.

Las embarazadas durante todas las etapas del embarazo ingieren fármacos ya sean recetados o que auto medicados, estos productos químicos penetran al organismo modificado de la gestante y pueden inducir cambios en la fisiología y desarrollo del embrión y el feto.

La embarazada puede exponerse a una sobredosis intencional de una droga, un agente terapéutico o sustancia química en el puesto de trabajo. El daño resultante, si ocurre alguno, para el niño en el vientre (embrión, feto, neonato, niño), depende del período durante el cual ocurrido la exposición tóxica.

La mayoría de los estudios que correlacionan la exposición tóxica con la consecuencia del embarazo han examinado las malformaciones estructurales (teratogénesis) que se manifiestan durante el período de organogénesis (primer trimestre).

Otros tipos de efectos adversos (cromosómicos, bioquímicos) sobre la reproducción pueden ser igualmente importantes en la gestante expuesta a toxinas.

El desastre de la talidomida alertó a la población y a los profesionales médicos que los fármacos ingeridos por una madre podrían afectar al desarrollo de su bebé.

A pesar de esto, las evidencias de Suecia, el Reino Unido y los EE.UU. durante la década del 60 indicaron que las embarazadas continuaban el uso de medicamentos con y sin recetas de forma extensiva.

Revisiones posteriores evidenciaron que hasta un 90% o más de todas las embarazadas continuaban tomando 1 ó más fármacos, incluyendo el suplemento dietético durante el embarazo.

Las alteraciones fisiológicas que normalmente existen en las embarazadas son tales como disminución de la velocidad del vaciamiento gástrico, aumento del tiempo del tránsito en el intestino delgado, disminución del volumen plasmático, disminución de hematocritos, incremento del agua corporal total, incremento de la grasa corporal, incremento del volumen aparente de distribución, incremento de las vidas medias de los fármacos, disminución de la albumina plasmática, disminución en el enlace en las proteínas, deficiencia del ácido fólico, incremento del flujo plasmático renal, incremento de la velocidad de la filtración glomerular, incremento de la perdida de proteínas por la orina.

Dentro de los medicamentos embriotóxicos están talidomida, algunas hormonas sexuales sintéticas, estrógenos (dietilestilbestrol), antagonistas del ácido fólico, etanol, fenitoína, warfarina, sales de metales pesados, medicamentos para el bocio, entre otros.

Aunque es raro que la mujer embarazada intente el suicidio (el suicidio representa un poco menos del 1% de todas las muertes asociadas con el embarazo) la gestación puede ser un factor asociado en aproximadamente el 5% de los suicidios femeninos.

La tasa prevalente de intentos suicidas en el embarazo no difiere tanto de la encontrada en el resto de la población femenina.

El embarazo brinda poca protección a la paciente. Por eso es aconsejable no ingerir medicamento alguno durante este periodo si no es recetado por tu médico.

Y es importante que la familia colabore en mantener un buen estado físico y mental a la embarazada o gestante para el mejor desarrollo y crecimiento del feto.

Rating: 4.5/5. From 2 votes.
Please wait...

Deja un comentario