Emprededores online

Hacer mantas tejidas en el hogar

Mantas-tejidas

Las mantas son un accesorio para el hogar vigente desde siempre. Para sillones, o como pie de cama, incluso como abrigo en esas noches frías que te quedas viendo películas, las mantas son una excelente opción.

Año tras año las vemos resurgir. Las habrás visto realizadas en tela polar, corderito, tejidas en telar. En esta ocasión podés probar tejer alguna al crochet. De una manera práctica, rápida y original, unos simples cuadrados al crochet serán los encargados de convertirte en una gran diseñadora.




Para comenzar este proyecto debes ir a la mercería o algún local de esos que venden lanas e hilos. Le das un vistazo a las lanas y elegís una que te guste, no tiene que ser de la mejor calidad de todas, sobre todo si es tu primer manta, así que con una sencilla, será suficiente.

Te recomiendo para empezar una que se adapte a un ganchillo “aguja para tejer crochet de 4 mm o 5 mm“, ni muy gruesa, ni muy fina. Casi todos los ovillos tienen una etiqueta en la que te indica qué tamaño de aguja deberías usar.

Los tamaños de las agujas se miden en milímetros. Como regla general, mientras más gruesa sea la aguja, más gruesa tendrá que ser la lana y viceversa.

Lo ideal, lo lindo y lo divertido para tejer estas prácticas mantas es poder hacerlo con un estilo bien personal. No seguir patrones ni moldes. Improvisar y dejar tu propio sello en cada una que realices te harán sentir ganas de tejer una y otra más.

Elegí una temática, que podría ser: manta rústica, manta juvenil, hippie chic, urbana, de playa, de tonos tierra o pasteles o colores primarios. Elegí bien los colores, elegí los materiales, accesorios, tamaño.

¡Y manos a la obra!

Para realizar una manta de 1,20 mts por 0,70 mts aproximadamente que servirá tanto como para un sillón de 1 cuerpo como para pie de cama, los materiales son:

Mantas-tejidas-en-casa




Salir de la versión móvil