VideoJuegos: Más que una manera de distraerse

Videojuegos

Desde que estamos pequeños siempre buscamos una manera de distraernos de la vida cotidiana, con juegos de cartas, juegos de mesa, juegos tradicionales según nuestra cultura, etc.

Pero con la llegada de los videojuegos y el avance de la tecnología asociada a los mismos, ha cambiado la manera en la cual las nuevas generaciones interaccionan con la sociedad.

Cada vez más y más niños/adolescentes se vuelven introvertidos y carecen de habilidades sociales mínimas, lo cual compromete su desenvolvimiento como seres humanos sanos.

Lógicamente, todo depende de si los videojuegos se emplean con moderación, y es en este ámbito donde entra la participación y educación que los padres dan a sus respectivos hijos, ya que no pueden permitir que el niño pase demasiadas horas frente a una consola de juegos, sin mencionar que esto es malo para la vista.

Pero los videojuegos, a pesar de que hay personas que los catalogan de malos por lo que fue mencionado anteriormente, son muy buenos para que la persona desarrolle aptitudes psicomotoras, así como la mejora de la resolución de problemas, hasta permitir que el niño adquiera sin saberlo un nuevo idioma (tal como me pasó a mí con el inglés).

Muchos estudios recientes han comprobado que en efecto jugar unas dos horas de videojuegos al día tiene beneficios a nivel psicomotor y mental.

Además de eso, los videojuegos desarrollan un sentido de competencia y persistencia. Cuando se está jugando algo y se llega a un determinado nivel difícil de pasar, uno se motiva y sigue, sigue, y sigue intentándolo hasta que finalmente se pasa el nivel…

Esa misma actitud de siempre perseverar se traslada entonces a los otros ámbitos de nuestra vida, ya sea en el plano personal, en el plano laboral, entre otros.

Como fue mencionado antes, la recreación con videojuegos también puede ayudar a la adquisición de un nuevo idioma. Conozco varias personas que, al igual que yo, lograron aprender inglés casi que de manera inconsciente con solo jugar videojuegos.

Algunas personas no creerán esto, pero si uno lo analiza un poquito se podría dar cuenta de cómo una persona puede adquirir un idioma (o mejorarlo).

Por ejemplo, aunque alguien no sepa el idioma, si manejas al protagonista de un juego y de repente te topas con un señor cuya casa está en llamas, y este señor te entrega un balde vacío, se sobre entiende que debes ir a donde haya agua, recoger el agua con el balde, y retornarlo al señor para que apague el fuego de su casa (los que saben de juegos de Playstation sabrán de que juego estoy hablando).

Obviamente que no solo se aprendería el idioma intuitivamente, sino que también debe existir cierta curiosidad para buscar el significado de aquellas palabras que no entendamos. Todos los días se aprenden cosas nuevas, y uno nunca deja de aprender.

Para finalizar, quiero incentivar a las personas a distraerse jugando videojuegos, en la consola que más prefieran, ya que prácticamente están haciendo ejercicio mientras juegan (todo con moderación, claro está), y también motiven a los más pequeños de la casa, de esa manera se pueden estrecharse los lazos familiares al encontrar una nueva actividad que puedan compartir.

Rating: 5.0/5. From 2 votes.
Please wait...

1 pensamiento en “VideoJuegos: Más que una manera de distraerse”

  1. ¡Hola! Saludos, me gustaría conocer que juegos de video están adoptando el uso de criptomonedas para recompensa a los jugadores.

    No votes yet.
    Please wait...

Responder a Ruben Ramirez Cancelar respuesta