Alfombras y felpudos hechos a mano

Alfombras-y-felpudos-hechos-a-mano

Ideal para quienes les gusta reciclar, hacer manualidades y decorar. Qué agradable es tener felpudos en la puerta de entrada dando la bienvenida, y en el toillette para cuando salimos de tomar un baño, y en la puerta que da a la salida al patio o jardín. Nos gusta tener alfombras o felpudos en los dormitorios infantiles para hacer más placentero el juego de los niños en el piso. Y en nuestros dormitorios, como costados de cama.




 

Los precios de estos confortables accesorios suelen estar muy altos, además se desgastan con frecuencia y nada garantiza que encontraremos uno perfecto en una tienda. Por eso aquí mostraremos una forma sencilla y muy económica de realizarlos nosotros mismos a mano.

Con pocos materiales y mucha inspiración podremos tener las moquetas que siempre quisimos.

Podremos jugar con la imaginación en el momento de darle forma y color, ya que dependerá de cuál ambiente se trate y de la idea rectora que hayamos decidido. Campestre, femenina, con glamour, juvenil, de temas de rock, infantil. Cualquiera sea la idea, la combinación de colores le dará vida.

Para empezar debemos conseguir solamente 4 elementos:

  1. La tela que usaremos como base, que debe ser resistente. Una excelente opción es un pedazo de arpillera, o una toalla, aunque la lona puede usarse. Tapete de goma o malla plástica también son otras opciones.
  2. En el caso de los retazos, debemos elegir una tela que no se deshilache mucho (por ejemplo, el jersey o el algodón).
  3. Una tijera para tela.
  4. Una aguja de crochet (o un punzón) será suficiente para completar este trabajo.
  • La tela de arpillera o malla plástica que usaremos como base puede ser de cualquier color y medida. También la forma puede ser cuadrada, rectangular, circular, un semicírculo y hasta un corazón. Si es para baño será más pequeña, si es para colocar en el living será bastante más grande.
  • Luego cortaremos tiras de tela. Los retazos deberán ser de 10 cm, 12 cm o15 cm más o menos, por 2 cm de ancho. Todo dependerá del largo que querramos darle a los “pelos” de la alfombra, que en este caso serán “nudos”.

Aquí empezamos

Cortamos la arpillera del tamaño que queremos. Conviene hacer un dobladillo para evitar que se deshilache con el tiempo y el uso.

felpudos

Tomamos un retazo y lo introducimos a través de los agujeros del tapete de base. Es importante que el primer retazo quede justo contra el borde de la tela base. Con la aguja de tejer, introducimos la tira de tela de forma que entre por un agujero y salga por otro.

Luego que pasamos la punta de la tela para abajo y para arriba, el próximo paso es agarrar los extremos, hacer un nudo y apretar bien contra la arpillera.

Esto lo repetiremos con una y otra tira de tela hasta llegar al otro borde y, más tarde, comenzaremos otra hilera igual a la anterior a una distancia más o menos de unos 0,50 cm o 1 cm. Así hasta rellenar toda la base.

Esto es todo! Ya tenemos nuestro felpudo artesanal en unas pocas horas.

Algunas veces elegiremos un solo color para toda la alfombra y otras, en cambio, jugaremos a hacer rayas de 2 o 3 colores. También podremos diseñar cuadrados de diferentes colores o realizar el borde en un color y el centro en otro. Hay mucha variedad de diseños con los que podemos lucirnos.

No votes yet.
Please wait...

Deja un comentario