Problemas en el hogar

Problemas en el hogar

12 febrero, 2019 2 Por Abraham Martinez

¿Es usted una de las personas que con seguridad, tranquilidad y confianza pueden invitar a un amigo o amiga para conocer su hogar? ¿O prefiere no invitarlo porque en un momento dado se avergonzaría de que esa persona sepa quién es realmente usted o los miembros de su familia?

Si su respuesta a la primer preguntá es positiva, quiere decir que usted tiene un hogar modelo, donde se manifiesta un clima de confianza, respeto, comprensión y sobre todo, amor.

Familia-hogar

Familia-hogar

Con toda seguridad puede invitar a cualquier persona de confianza y recibirla con esas palabras: “bienvenido a nuestro hogar”. Quizá no existe el hogar perfecto donde nadie discute, cuestiona o hasta se enoja, pues como seres humanos somos distintos unos de otros y muchas veces nuestra apreciación de ciertos asuntos puede variar considerablemente.

Si su respuesta fue negativa, es porque su hogar solo es una casa donde los miembros de su familia, incluyéndolo a usted, viven juntos, pero distan de tener un hogar modelo. Hasta se podría decir, que en su hogar vive una familia dis funcional.

El hogar debe ser más que un domicilio o vivienda; más que una casa. De hecho, uno de los significados de hogar:

Familia; grupo de personas emparentadas entre sí, que viven juntas”.(Diccionario de la Lengua Española, 2018).

Es decir, que hogar más que un espacio físico, tiene que ver con personas; de tal manera que se puede afirmar que sin una familia, el hogar es solamente una casa o vivienda.

Dicho de otro modo, no puede haber hogar sin una familia y esa debe ser una familia que esté perfectamente integrada.

¿Qué puede hacer una persona que está consciente que su hogar no es lo que debería ser? Lo primero que debe hacer es buscar la causa de los problemas hogareños. ¿Es acaso un problema de comunicación? ¿Se gritan, se insultan, se faltan el respeto? O tal vez, ¿falta de comunicación?

Tal vez es problema de drogas o alcohol. No sólo se necesita reconocer que esto trae problemas de salud, sino que también provoca problemas de relación familiar.

Puede que la causa sea infidelidad conyugal, la cual debe ser descubierta, reconocida y confesada. En este caso no será fácil y aunque traerá mucho dolor, se puede empezar de nuevo.

Lo segundo que debe hacer una persona que quiere contribuir al mejoramiento de su hogar, es preguntarse ¿Soy yo culpable de esta situación? En ese caso, obviamente, deberá admitirlo ante los miembros de su familia, restituir el daño hecho y comprometerse a cambiar de actitud.

Lo tercero que se puede hacer es servir como mediador. Tal vez usted no tiene culpa, pero tampoco debe esperar pasivamente a que los problemas de resuelvan solos.

Bienestar-y-paz

Bienestar-y-paz

Usted puede, después de descubrir en dónde reside la raíz de los problemas, ayudar a los involucrados a tener un acercamiento por medio de la reconciliación. Este papel no es fácil claro, pues en algunos casos, habrá que enfrentar un conflicto que se ha desarrollado a lo largo de muchos meses, o años.

Pretender que los culpables son los únicos responsables por procurar el bienestar y la paz del hogar, no ayudará a ninguno de los miembros de la familia.

Tome un papel protagónico en hacer de su hogar, un espacio en el cual no se avergüenza de recibir a las demás personas.

Dejame saber tu opinión respecto a este, los leo en los comentarios. 😀

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Please wait...